La Muralla

¿Dónde está?

La Muralla se encuentra en el municipio de Tijarafe en La Palma, Canarias. Es muy fácil de encontrar, se situa justo a un lado de la carretera principal de Tijarafe en dirección a Puntagorda.

Una de las características de este restaurante son sus avestruces. Desde su terraza se puede ver un paisaje precioso con el mar de fondo, y justo debajo, hay dos avestruces que pertenecen al restaurante.

¿Qué comer?

Uno de los platos más conocidos de La Muralla es su nido. El nido se compone de papas fritas cortadas muy finas. Las papas forman lo que sería el nido, y dentro  puede haber pollo o gambas, aunque si no recuerdo mal tienen uno vegetariano.

En este caso no os voy a hablar del nido, sino de otros platos que he probado.

Como entrante, queso fresco con fondo de miel y ensalada, predominando mayormente el tomate. ¿Qué tal suena? En la imagen de abajo podéis ver una muestra y os aseguro que como entrante no falla.

Y para seguir no está nada mal un revuelto de gambas y setas. Hay que mencionar que la presentación de los platos hace honor a su sabor también.

Los entrantes son perfectos para compartir, no dudéis en pedir varios si vais con otra persona o en grupo para poder probar varios.

Queso palmero con tomate y fondo de miel

Queso con fondo de miel

 

Revuelto de La Muralla, con gambas, setas y huevo

Revuelto de gambas y setas

¿Y qué podéis probar de postre? El bienmesabe se compone de almendra molida, yema de huevo, azúcar, limón rayado y canela. Se suele acompañar de nata, y os aviso, es muy dulce, así que igual no es apto para las personas que no toleran mucho el dulce.

Postre típico, de La Palma, Canarias. Compuesto por almendras canario, bienmesabe

Bienmesabe

¿Qué ver en Tijarafe antes o después de pasar por La Muralla?

En este caso os recomiendo visitar un lugar situado en otro municipio.

Buracas, una zona de La Palma en donde se encuentra un sendero muy bonito en el Municipio de Garafía, en el norte de la Isla. Es conocido por ser el lugar con más concentración de “Dragos Centenarios” de Canarias. Además, es un lugar considerado como conjunto arqueológico-etnográfico.

El sendero se encuentra en el barrio de Las Tricias, un barrio muy pequeño pero al mismo tiempo muy coqueto. Os recomiendo aparcar el coche nada más llegar al centro del barrio y comenzar el sendero desde este punto, ya que es una ruta circular. La dificultad de esta ruta es baja y dependiendo de vuestro ritmo se puede llegar a hacer incluso en una hora.

Importante a tener en cuenta, la primera parte del sendero es cuesta abajo, encontrando dragos y casas ya casi totalmente abandonadas, lo cual da una atmósfera de nostalgia.

Una de las partes más interesantes del sendero para mi es el Bio Café Finca Aloe, sí, ¡un café en medio de un sendero en donde estás rodeado de pura naturaleza!

Bio Café Finca Aloe tiene una cocina acondicionada en una cueva y las mesas se encuentran situadas en dirección al mar. Para mi ha sido totalmente una experiencia parar en medio del sendero para tomar algo y disfrutar de las vistas mientras tomaba un jugo de frutas de la temporada.

Una vez hayáis tomado algo, podéis continuar la ruta subiendo por la ladera. Durante la subida os encontraréis con un molino de gofio, otros de los motivos por los que deberíais disfrutar de esta ruta. Si continuáis comprobaréis que el sendero se une de nuevo con el sendero por donde bajasteis para llegar de nuevo a Las Tricias.

Aquí podéis encontrar un enlace al Café Aloe, sí, sé que está en alemán pero lo importante son las fotos 🙂

Fotos

Finalmente, os dejo alguno fotos que he sacado en esta ruta, espero que os guste y que tengáis la posibilidad de realizarla algún día.

Drago Centenario

Cuevas vacías de Buracas

Bio Café Finca Aloe