Frânz

¿Dónde está?

Este fin de semana he hecho un nuevo descubrimiento para comer en Düsseldorf, en concreto en el barrio de Flingern.

Normalmente no voy mucho por Flingern a cenar, aunque cada vez tiene más restaurantes y cafés a los que merece la pena ir. El restaurante al que fui se llama Frânz y tiene muy buen ambiente. Además del restaurante también tiene un bar genial. Es un plan perfecto para un viernes o sábado por la noche.

Es importante saber que no se puede reservar, así que mejor ir relativamente temprano para encontrar una mesa disponible, sobre todo los fines de semana. Por otra parte, no permiten pagos con tarjeta, esto es todavía muy común en muchos restaurantes de Alemania, así que mejor ir prevenido.

¿Qué comer?

Frânz tiene una carta bastante variada, con diferentes entrantes y platos como pescado, pasta, ensaladas o carne. Además tiene un selección de vinos bastante interesante, incluyendo vino blanco alemán.

Escogimos vino blanco alemán de la variedad grauburgunder o pinot gris. El vino nos sirvió de acompañante para un entrante compuesto de diferentes tipo de marisco, como ostras gambas y mejillones.

Después del entrante, ya fuimos a por el plato principal, en mi caso estaba entre dos platos. Uno de ellos era pato con salsa de miel y canela y gratinado de papas y espinacas. La segunda opción, y con la cuál me quedé, fue costillar de cordero con papas, ratatouille y jugo de vino tinto.

Primero pedimos el entrante con el vino y después ya nos animamos a pedir el plato principal. Merece la pena hacerlo así, ya que las porciones son bastante generosas. De hecho, después de costillar ya no me atreví a pedir postre 🙂

Aquí podéis encontrar una foto del plato principal que comí. Disculpad la calidad de la foto pero la luz no era la mejor y la saqué con el móvil.

Frânz tiene una página web pero está practicamente vacía, así que aquí os dejo la página de Facebook por si queréis visitarla y tener más información del restaurante.

Costillar de cordero