Costa Norte de Chile

La costa del norte de Chile no estaba incluida en mi plan inicial de viaje. Fue debido a un cambio de planes y a la sugerencia de una compi chilena la razón por la que modifiqué mis planes para pasar por aquí.

Cómo llegar:

Desde Santiago está bien conectado tanto por tierra como por aire. En mi caso, yo fui desde San Pedro de Atacama en guagua hasta Caldera, mi primera parada. Después seguí hacia La Serena por tierra y de allí a Santiago en avión.

Las distancias en Chile son largas, solamente el trayecto Calama-Caldera fueron unas 10 horas. Yo lo hice de esta forma ya que los horarios y precios eran los que mejor se adaptaban a mi presupuesto y tiempo.

Qué puedo visitar en la costa norte de Chile:

Empecemos con Caldera, este es un destino de veraneo muy popular entre los chilenos. Caldera en sí es bastante pequeña y se puede hacer casi todo andando. El centro es muy pequeño y diría que no tiene mucho que visitar además de su plaza e iglesia principal. En Caldera pasé casi todo el tiempo en dos de sus playas, eso sí, no en horas de mucho sol. El sol en Chile es muy fuerte debido al agujero de la capa de ozono, así que hay que utilizar mucho protector y evitar el sol en horas altas.

Además de Caldera, la playa más famosa de la zona es Bahía Inglesa. Desde Caldera se tarda unos 15 minutos en colectivo y la playa merece totalmente la visita. De hecho, si los precios no hubiesen sido tan altos (fui en pleno verano) me hubiese quedado en Bahía Inglesa. La playa es de aguas cristalinas y arena con conchas pero el agua está muy fría. Todos aquellos a los que les cuesta entrar en agua fría, las playas chilenas no son el lugar indicado. Normalmente no tengo problema para meterme en agua fría pero aquí no pude.

Pasados unos días en Caldera me dirigí hacia La Serena, conocida por su faro monumental. Después de haber estado en Bolivia y San Pedro, ésta ya es una ciudad grande.

La Serena tiene varios lugares para visitar como su faro, el cual me decepcionó. Eso pasa siempre que hay expectativas altas, la realidad puede ser distinta. Lo que me decepcionó es que no está muy bien cuidado y en las fotos se idealiza mucho, aunque obviamente esta es mi impresión. Además de esto, se puede visitar su Plaza de Armas, mercado (aunque está muy enfocado para turistas y su jardín japonés, pequeño pero muy bien cuidado.

Qué tours se pueden hacer:

En la zona se pueden hacer muchos tours, por ejemplo, Isla Damas para ver los pingüinos.

En mi caso, mi paso por La Serena tenía como objetivo ir al Valle del Elqui. Esto se puede hacer por libre, ya que hay transporte regular hacia allí.

Yo lo hice en un tour que cubría diferentes paradas. Las paradas que hicimos fueron Embalse de Puclaro, que sirve como fuente de riego para la zona. Cuando llegamos estaba bastante nublado así que lo vimos un poco a medias, así como el paisaje alrededor. Después seguimos hacia Vicuña a visitar el museo y casa de Gabriela Mistral, aunque el guía nos dijo que realmente ella no nació allí sino en otro pueblo cercano. Muy interesante la visita ya que pude entender mejor quién es y su historia. Después de esta parada tocó ir a una pisquera a conocer como se elabora el pisco y degustar dos variedades. El tour finalizó en Pisco Elqui, un pueblo pequeñito pero muy lindo. Allí comimos y tuvimos tiempo para pasear por el pueblo.

Aquí volví a probar mote con huesillo, en San Pedro lo había tomado como bebida pero aquí me lo pusieron como postre. En el enlace podéis ver qué es esta bebida tan interesante.

Como siempre aquí os dejo algunas fotos de esta parte del viaje.

Paisaje desde la pisquera

Visita a una pisquera en Valle del Elqui

Embalse de Puclaro en Valle del Elqui

Parte del embalse de Puclaro

Mirador Del Valle del Elqui

Conchas en la playa de Bahía Inglesa

Imagen de parte del jardín japonés de La Serena